La estrategia de la PrEP ha sido aprobada en noviembre de 2019 por el Ministerio de Sanidad de España y se ha integrado en el sistema sanitario de Castilla y León en octubre de 2020.

La Profilaxis Pre Exposición es una estrategia biomédica de prevención del VIH que consiste en la toma oral de un fármaco antirretroviral por parte de una persona que no tiene VIH para así evitar contraer la infección. Es importante destacar que la PrEP solo nos protege frente al VIH, por lo que sigue existiendo una vulnerabilidad frente al resto de ITS y el uso del preservativo se puede compatibilizar con la PrEP como estrategia combinada. El éxito de la estrategia de la PrEP dependerá de la buena adherencia al tratamiento de cada persona.

Para poder ser una persona candidata a estar en PrEP, se debe tener una edad igual o superior a 18 años y descartar infección previa por VIH a través de una serología. Se consideran personas con un riesgo elevado de infección por el VIH y que, por lo tanto, pueden beneficiarse de la estrategia de la PrEP, las siguientes (criterios sacados directamente de las directrices del servicio de salud de Castilla y León, SACyL):

  • Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH) y personas transexuales, con alto riesgo para la infección por VIH, por lo que deben cumplir con al menos dos de los siguientes criterios:

  • Más de 10 parejas sexuales diferentes en el último año.

  • Práctica de sexo anal sin protección en el último año.

  • Consumo de drogas relacionado con el mantenimiento de relaciones sexuales sin protección en el último año.

  • Administración de profilaxis post-exposición en varias ocasiones en el último año.

  • Al menos una ITS bacteriana en el último año.

  • Mujeres en situación de prostitución VIH negativas que refieran un uso no habitual de preservativo. Si consideras que puedes beneficiarte de la PrEP y te parece una opción a valorar, puedes acudir a tu centro de atención primaria y hablarlo con tu médico.


Si consideras que puedes beneficiarte de la PrEP y te parece una opción a valorar, puedes acudir a tu centro de atención primaria y hablarlo con tu médico.